viernes, 28 de enero de 2011

La fabrica de grano abandonada (Toledo - España)


A media mañana y con un esplendido sol llegamos junto aquel descargadero de trenes tolvas.
Encontramos un gran edificio con sus gigantescos silos adosados a uno de los costados de la fabrica.No tuvimos problemas para acceder al mismo.
Ya una vez en su interior, escuchamos una vez mas el revolotear de las asustadas palomas.
El sol, atravesaba en diagonal los cristales rotos de las ventanas, dejando fluir un viento gelido y cortante.Costaba mantener firme el objetivo de la camara.
Maquinas, motores, tolvas, rodeadas de un laberinto de grandes tuberias, formaban una jungla metalica lacerada por el oxido.
Imaginamos el ruido ensordecedor de aquella fabrica en sus años mozos, hoy son las lagrimas de las telarañas, las que arropan lo que todavia queda de aquel magnifico pasado.
El edificio principal consta de tres plantas diafanas; junto a este, encontramos la nave donde supuestamente se almacenaba el mineral para su tranformacion y traslado.
Cruzando un patio central interior accedemos a la zona de mantenimiento, desde alli tenemos una magnifica vista de los monumentales silos, que recortan su silueta en el cielo manchego. 
Tiritando, a punto de llegar a la congelacion, nos perdiamos entre la maquinaria buscando ese angulo que nos descubriera el pasado.
Tonos vivos, para diferenciar aquel entramado metalico, era la imagen que percibiamos a primera vista.
Despues la vista se posaba en ciertos elementos que irritaban nuestra retina y el sordo sonido de el diafragma de la camara, una vez mas volvia a romper la paz de las palomas.
Siempre me llamaron la atencion las cosntrucciones ciclopeas industriales; su arquitectura funcional en muchos casos, o mas recargada segun epoca y funcion de la misma, pero todas guardan la impronta de la epoca en la que se construyeron.
Todo lo tocabamos con la esperanza de intuir cual fue su cometido y funcionamiento. Manometros,relojes y otro aparatos de medida, todavia marcaban cifras del pasado.
Con cuidado descendiamos por oxidas escaleras de hierro, intentando no dejar pasar ningun detalle.
Algunos cristales y nunca mejor dicho, cortaban el viento.Cerrando sus puertas al compas de su chirriante sonido dejamos aquella fabrica al canto del murmullo de las palomas.

















6 comentarios:

  1. Unas fotos excelentes, creia que era el unico que habia fotografiado este lugar. Pero no deberis revelar su ubicacion para que el lugar no sea saqueado ni se llene mucho de pintadas. Un buentrabajo.

    ResponderEliminar
  2. Veo que estas trabajando en ocultar las ubicaciones. Bien hecho! Hace poco estuve de nuevo en esta planta separadora de grano para mostrarsela a unos amigos y para estrenar camara nueva, espero poder subir las fotos pronto.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Hola Jabier, impactantes fotos, gracias por mostrarlas a todos.
    Te queria pedir un favor, serias tan amable de facilitarme la localizacion de esta fabrica?. Tengo un proyecto fotografico serio y aunque la intencion serian hacer casi todo exteriores, despues de ver tus fotos no sé si rendirme a los encantos que ofrecen esas tuberias.
    Un saludo y gracias.

    ResponderEliminar
  5. Creo reconocer esta fábrica así que la azucarera. Nunca entré, siempre los ví de lejos, de paseo o camino al trabajo. Me sorprendiò ver una vez hace un año + o - salir humo de una de las chimeneas de esta fábrica...

    ResponderEliminar
  6. Hola muy buenas fotos. Me podrias mandar donde queda exactamente?

    ResponderEliminar